Conoce a Tadashi Takaoka, Gerente de emprendimiento Corfo.

Conversamos con el gerente de emprendimiento durante su visita a la primera Feria de Innovación y Emprendimiento en el Maule (FINEM), quien posee una dilatada trayectoria en el mundo del emprendimiento local, participando de Magical StartUps y emprendimientos, antes de llegar a Corfo.

¿Cuál es su visión acerca de los Coworking en el Maule?

Los Coworks son unos espacios sumamente importante dentro de un ecosistema de innovación, porque cuando uno habla de innovación parece que todo fuera innovación, un estilo de vida y pensar distinto. La innovación más que eso, tiene que ver con la disciplina, entender metodologías y para entender eso, lo mejor es ver a emprendedores.

Los espacios de coworks son lugares donde se pueden ver a los emprendedores,  se puede entender cómo funciona este mundo, puedes conectarte con gente que te puede ayudar y sobre todo para aquellos que están en una etapa muy  inicial puedan generar lazos y redes muy rápido. Por eso es que la Corfo puso una política de espacios de cowork al menos en cada capital regional y eso logró establecer una cultura y un ecosistema de innovación en regiones donde no habíamos podido tener el impacto necesario. Hoy día, están esos espacios, está la gente y obviamente se están construyendo capacidades en la región del Maule que van a permitir lograr un mayor impacto.

¿Qué opina de la importancia que está tomando el emprendimiento en la región?

El emprendimiento siempre ha sido visto como un tema alternativo, cuando en realidad lo que se ha investigado a través de la historia es que el emprendimiento y la innovación es lo que hace que los países crezcan. Si bien las grandes compañías mueven mucho dinero, las pymes tradicionales entregan empleos. En realidad, el emprendimiento y la innovación es lo que transforma a las industrias, porque genera soluciones muy fuera de la caja y ese es la importancia que tiene para el Maule.

Maule tiene una lucha constante por tratar transformar sus mercados. Si bien las grandes compañías cumplen un rol, en realidad son los emprendedores que vienen de abajo los que pueden meter esa irrupción. Por eso es clave que la región asuma el desafío, tenga entidades que lo apoyen y que por supuesto se vayan conectando entre todos los actores para causar un resultado de innovación que transforme la industria regional.

¿Qué invitación le haría a los que están pensando en emprender?

Uno puede participar del emprendimiento de distintas formas. Los emprendedores no son sólo un perfil. Lo primero es observarse uno mismo cuál es su posición frente al emprendimiento y segundo entender con quién puede entrar. Yo creo que por lo menos una vez en la vida hay que emprender, porque es importante construir algo con las propias manos, con el camino propio corriendo los riesgos que incluye todo este proceso.