Conoce a Juan Tapia, uno de los expositores de Coworking Maule del Programa de Emprendimiento

Contador Público y Auditor, se ha desempeñado por más de 25 años como Director General de la consultora Tax Planning Group, siendo reconocido como un experto del Derecho Tributario, asesorando empresas chilenas y extranjeras, además de asesor personal de Diputados de la República en el área tributaria.

 

¿Cuál es su visión acerca del emprendimiento tanto en Chile como en regiones?

Hablar del emprendimiento es hablar de la historia. Ya en los orígenes del hombre se observan diversas formas de emprendimiento. Así vemos como la pesca y la caza fueron esenciales en la supervivencia de la humanidad, luego otros emprendimientos como el trueque y el comercio en general contribuyeron enormemente a su desarrollo. No olvidemos que el descubrimiento de nuestro continente y de otros tantos territorios fueron simplemente emprendimientos. El emprendimiento es inherente al hombre. Pero al parecer en Chile, sin que las regiones sean una excepción salvo casos muy aislados, a diferencia de otras latitudes olvidamos lo vital que es el emprendimiento para el desarrollo de un país y su economía.

¿Qué obstáculos cree que existen para que un emprendedor tenga éxito?

Toda idea, todo sueño, todo emprendimiento tienen demasiados obstáculos para recién comenzar a concretarse. Las ausencias de políticas públicas que los incentiven o lo faciliten dificultan enormemente el emprendimiento, si a ello sumamos altos impuestos, confusión tributaria, arbitrariedad de los entes fiscalizadores, restricciones en el financiamiento, desconfianza en un sistema político casi absoluto, ya podremos concluir que ser emprendedor en Chile resulta ser toda una odisea. Las excepciones en regiones surgen más bien como una protesta o revolución contra todo lo ya dicho y obviamente nacen de la creatividad privada. Por estas razones y otras tantas hoy tenemos los florecientes Coworking.   

¿Qué impulsa a un emprendedor?

Un sueño.

¿Qué hace exitoso a un negocio?

La pasión por el sueño.

¿Cuál es la importancia que tiene el tema jurídico en el emprendimiento?

La mitad del sueño. Si las formas no se identifican con el fondo, las probabilidades de que el emprendimiento trascienda en el tiempo son nulas.

¿Cuál sería su mensaje para los interesados en el emprendimiento?

Las formas deben ser reflexionadas, razonadas y reconducidas hacia la esencia de lo que será un negocio. Por tanto lo primero que debe hacer un emprendedor es tener claro qué busca, hacia dónde va, cuáles son los objetivos, cuáles son los riesgos que enfrentará, para luego encontrar las vías jurídicas contractuales que lo llevarán al final del camino.