Conoce a Eduardo Águila de Ramón, uno de los expositores de del Programa de Emprendimiento de Coworking Maule.

Emprendedor desde hace 15 años, es diseñador industrial de profesión, pero además es director del Centro de Creatividad e Innovación para el liderazgo en U. Finis Terrae y consultor para destacadas empresas como Corfo, CMPC, Cinemark, Bayer, Esprit, Merck, Kentucky Fried Chicken, ACHS, etc. También un destacado expositor en temas de innovación, emprendimiento y creatividad.

¿Quién es Eduardo Águila de Ramón?

Yo soy un creativo empedernido feliz.

¿Qué importancia tiene el emprendimiento en su vida?

Ha sido clave desde muy chico. Mi primer emprendimiento lo tuve que haber hecho como a los 16 años. Emprender es una actitud de vida al igual que la creatividad que es otro tema que me ha acompañado durante toda mi vida. El emprender te permite abrir nuevos horizontes, salir de tu zona cómoda, entender nuevas realidades, romper fronteras.

Tu cada vez que emprendes te vas dando cuenta el mundo es más global, que te puedes conectar con todo el planeta, cuando uno emprende se empieza a dar cuenta que no hay límites, es una de las gracias de estar dentro del ecosistema del emprendimiento.

 

¿Cuál es su visión acerca del emprendimiento tanto en Chile como en regiones?

Cuando uno empieza a ver que los coworking en Chile empiezan a formar un ecosistema como  me ha tocado ver en el último tiempo coworking en Arica, en Iquique, en Concepción, uno se empieza a dar cuenta que todo el tema del emprendimiento viene muy fuerte, ya que ya no es una moda es un término y una instancia que quedó para quedarse. Es lo que Chile necesita para dar la próxima fase al desarrollo y agregación de valor y quien más que los emprendedores están llamado a hacerlo.

¿Cuál es su opinión acerca de los programa de emprendimientos que realizó Coworking y del cual fue expositor?

El ecosistema es clave para que un cluster empiece a desarrollarse, es fundamental, y dentro de los ecosistemas hay varios stakeholders colaboradores, gente que se articula y parte de la articulación tiene que ver con los fondos provistos por el Estado, por entidades  privadas y públicas cuando toda esta orgánica se comience a articular se empieza a formar un real ecosistema, que ya tomó vuelo.

¿Cuáles son los mayores obstáculos que tiene un emprendedor?

El dolor. Uno emprende triunfa y fracasa. Yo mismo he estado en esos dos mundos. El mundo del fracaso y el mundo del éxito. Al final cuando uno va haciendo la suma de todo este camino, de todo este proceso, uno finalmente dice “si, valió la pena todas las cuestiones que he hecho en mi vida que han dejado una huella en algo, en alguien, en algún sistema, en algún entorno”. Y eso es lo que finalmente te llena más satisfactoriamente. 

¿Cuál sería su mensaje para los interesados en el emprendimiento?

El emprendimiento es igual a creatividad. Cuando uno emprende uno crea lo que no existe, uno crea un nuevo ámbito y la gente creativa es más feliz. La gente emprendedora con éxitos y fracasos, con triunfos y derrotas a la larga termina siendo más feliz. Entonces el mejor aliento, la mejor arma de lucha para estar en este camino es seguir sosteniéndolo en el tiempo, porque la felicidad es un virus, si uno es feliz logra dar más felicidad al resto y la vida se siente más plena.